alzando las armas

En una guerra se ve involucrado todo el conjunto de la sociedad civil, sin distinción de sexo ni edad. En torno a un 40% de las filas insurgentes en Colombia está constituido por mujeres guerrilleras, que comparten tareas y responsabilidades con los hombres.

Si bien normalmente a las mujeres en la guerrilla no se les permite tener hijos, existe, según Inteligencia del Ejército, una ley inviolable, que las niñas y niños que nazcan dentro de la organización deberán prestarle su servicio en cuanto estén en edad de hacerlo, lo cual suele ser a partir de los 12 años.

Las personas llegan a la guerrilla por motivos muy diferentes. Unos por obligación, tras ser expulsados de sus tierras, otros en cambio, lo hacen por compromiso en la lucha social.


Por un Mundo Nuevo

Reina Caba, ex-guerrillera y concejal